Casos Especiales

Existen diversidad de situaciones y padecimientos venosos que requieren un estudio y atención aún más especial y con un estudio más a fondo. Salen del contexto de “simplemente un problema de várices”. En este tipo de casos nos centramos en establecer rápido el diagnóstico y ofrecer la mejor alternativa de tratamiento para cada uno de nuestros pacientes.

La trombosis venosa profunda en las piernas, en la actualidad, es mucho más común de lo que nos imaginamos. Esta ocurre cuando por alguna circunstancia se forma un coágulo en las venas profundas de la las piernas.

Puede pasar desapercibida, o causar problemas tan simples como dolor o inflamación de la pierna afectada, o tan graves como que el coágulo viaje por las venas y de lugar a una Embolia Pulmonar. Puede dejar secuelas importantes para circulación de la pierna.

Por lo general, el paciente con Trombosis Venosa Profunda, de manera súbita, siente hinchazón importante de la pierna, enrojecimiento, dolor y se torna de un color rojo violáceo. Dentro de los padecimientos venosos, se considera una urgencia, y debe de tratarse como tal.

El diagnóstico se debe de establecer de una manera rápida y concisa, debe de incluir tanto estudios de laboratorio como de imagen para localizar la ubicación del coágulo.

El tratamiento se debe de individualizar, dependiendo cada caso y la localización del coágulo. Puede ser desde un tratamiento médico con anticoagulantes y medias de compresión, hasta procedimientos que impliquen retirar el coágulo del lugar afectado. Siempre debemos encaminarnos a evitar complicaciones por esta situación.

Existen situaciones que una vena se puede ver comprometida en su circulación porque se está comprimiendo por alguna otra estructura, vaso sanguíneo, tumor etc. Esto muchas veces solo da sintomatología de dolor, pesantez, cansancio de piernas sin otro dato evidente, En otras ocasiones puede ser esta compresión la causa del problema varicoso en el paciente, como lo puede ser el síndrome de May Thurner entre otros. Estas situaciones se pueden llegar a complicar con formación de coágulos si no son atendidas oportunamente.

Estos casos requieren de un estudio a fondo y especializado, y centrar nuestro tratamiento en restablecer la circulación en la vena afectada. Anteriormente esto requería de cirugías grandes y extensas, en la actualidad después de establecer el diagnóstico, por lo general se hacen procedimientos endovasculares, mínimamente invasivos para tratar al paciente. Como lo pueden ser fleboplastias, colocación de prótesis endovasculares, stents, entre otros. Teniendo siempre como objetivo incorporar a nuestros paciente en la manera posible a una vida normal.

Las malformaciones arteriovenosas, son originadas de nacimiento, se pueden manifestar desde el inicio de la vida o hacerse evidentes durante el crecimiento. Muchas veces son confundidas con problemas varicosos. Requieren de un estudio minucioso y especializado. Es importante en una persona con MAV, descartar que no existan en otras partes del cuerpo, incluso órganos internos.

Su tratamiento dependerá específicamente de las características y localización de cada caso en particular.

Haz tu cita al (81) 8100 9288
 
Enviar WhatsApp